Paseo por la zona arqueológica de Teotihuacán

Paseo por la zona arqueológica de Teotihuacán

Durante nuestro Encuentro Oratoriano de México 2018, muy a la manera del Oratorio de San Felipe Neri, nos daremos un día para convivir en una de las ciudades más representativas del pasado prehispánico.

La también llamada Ciudad de los Dioses, Teotihuacán, conserva los vestigios de una de las civilizaciones más importantes de Mesoamérica.

Sin importar por dónde comiences tu recorrido, quedarás asombrado con las hermosas construcciones y por el misterio que guardan los muros de la Pirámide del Sol, El Templo de Quetzalpápalotl, la Calzada de los Muertos y las edificaciones que los rodean.

Inicia tu paseo con la majestuosa la Pirámide del Sol, la más alta del complejo. Su estructura supone cinco fases de construcción. Sube por sus 243 escalones y en la cima, su ubicación, en perfecta sincronía con el eje por donde el sol se esconde cada tarde.

Al norte de la Pirámide del Sol, siguiendo por la Calzada de los Muertos, la Pirámide de la Luna, aguarda para asombrarte.

alternativo

By Deror_avi – Own work, CC BY-SA 4.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=43365626

Su estructura se levanta a 42 metros del suelo. Al frente, una construcción de cuatro cuerpos escalonados con muros de talud, sobresale del resto del montículo. Además, de la importancia de esta pirámide destacan los restos humanos y las ofrendas de joyas, jade, obsidiana, concha y cerámica, además de entierros humanos.

Aunque la Pirámide del Sol destaca por su tamaño, la de la Luna resalta por la cantidad de hermosas construcciones que la rodean. Ahí podrás visitar el Palacio de los Jaguares, uno de los pocos edificios que no eran templos y fue reconstruido por los arqueólogos. Muy cerca del Palacio de los Jaguares encontrarás uno de los templos más bellos y mejor conservados de la zona arqueológica, el Palacio de la Quetzalpápalotl, “mariposa divina”, cuya imagen está labrada en las pilastras del patio y se compone de una mariposa en el cuerpo de un quetzal.